En el ECYD organizamos para cada etapa un fin de semana de convivencia en el que buscamos que las chicas tengan un momento fuerte de convivencia, de encuentro consigo mismas y con Dios.